facebook  facebook  
    home   novedades   colaboradores   contacto
 
 
 
 
 
 
 
 
27/8/1994 . La incorporación al peronismo. Informe a la Convención del MPL por Jorge Abelardo Ramos


La generación a la que pertenezco nació a la vida política con la Guerra Civil de España. En el año 37, toda la juventud de la capital federal y del país, donde había una colectividad española mucho más importante que hoy, vinculó sus esperanzas y su corazón y sus anhelos de rebelión a la Revolución de España…con la Revolución Cubana. Y esto tiene gran importancia (la referencia que hago al año 37) porque los que éramos muchachos en aquella época y seguimos y vivimos … la revolución, el estallido de Franco y las alternativas políticas, de los partidos políticos llamados de izquierda, en la retaguardia de la República, adquirimos en esa época una convicción que no ha cesado hasta hoy, de odio al stalinismo asesino que iba a terminar con la sociedad criminal de la llamada Unión Soviética… Porque los comunistas, con la policía soviética en Barcelona se dedicaron a matar a todos aquellos que querían hacer la revolución y a tratar de establecer la república burguesa para que Stalin tuviese aliados en Francia y en Inglaterra, que garantizasen la política exterior de la Unión Soviética.

De modo que nosotros adquirimos a los 15, 16 años, una posición que no cambió nunca respecto de lo que era el stalinismo y el comunismo en el mundo y, como es natural, tomamos –como correspondía a nuestra edad y a esa época aciaga- tomamos, por así decir, adoptamos, la causa perdida, adoptamos las ideas del enemigo de Stalin, que era Trotsky, el gran organizador del Ejército Rojo, …. De la revolución… que había sido echado por Stalin de la Unión Soviética, que Stalin lo había perseguido hasta México y que finalmente (acaba de corroborarlo un libro aparecido ahora en Rusia), la policía soviética organizó el asesinato de Trotsky en 1940, en México, mediante un asesino que le hundió una pica alpina en su cerebro, terminando así con uno de los grandes pensadores socialistas de la época.
De modo que nosotros estábamos preparados para estar contra el stalinismo, en el orden …. Del mundo, como máscara horripilante… ideal socialista.

Pero lo que pasa es que cuando terminó la Guerra de España gracias al triunfo, no de Franco, sino al Partido Comunista español y a la policía soviética que aplastó a todos y facilitó el triunfo de Franco, nosotros nos encontramos –los muchachos de esa época- con que éramos socialistas, marxistas, enemigos de la Unión Soviética, partidarios de una revolución mundial. Y estábamos en la Argentina semicolonial, británica, lo que José Luis Torres, el historiador tucumano, llamaba el Estatuto Legal del Coloniaje, donde el embajador inglés determinaba la política …. De la Argentina. Estábamos prisioneros de las grandes concepciones, dominantes en esa época, de las obras de Marx, de Trotsky, que postulaban una revolución mundial… Las ideas …. Que revestían un carácter naturalmente abstracto pero que eran nuestras ideas…
Ahora bien, ¿quiénes eran los que formaban aquellos primeros grupos revolucionarios antiestalinistas y antiburgueses y antioligárquicos? Eran un puñado de obreros. Los que nos enseñaron muchas de estas cosas eran de origen obrero. Había unos hermanos bolivianos que se llamaban Kisney, tenían el apellido inglés pero eran más bolivianos…. Quechuas… que eran pintores de carteles, vivían en la Plaza Congreso, había un dirigente de la construcción, un gran hombre, Mateo Fossa, un dirigente del sindicato de la madera, gran, gran compañero y estaban los metalúrgicos, amigos nuestros, de nuestra edad, los hermanos Perelman, obreros metalúrgicos, estaba otro obrero metalúrgico también de nuestra edad, que se llamaba Gossis. Estaban también algunos intelectuales, estaba Liborio Justo, que le dijo… el presidente de la República, que dijo que le había salido el hijo loco, o sea trotskista. Había un teniente retirado del ejército que se llamaba Badíe, había un abogado Frigerio, de Pergamino, hermano de la que fue luego la escritora Marta Lynch, había veinte o treinta tipos que habían adoptado una causa perdida y buscaban … ...continua



Página 1 de 23

 
 
Instituto Nacional de Revisionismo Histórico Argentino e Iberoamericano Manuel Dorrego
Rodríguez Peña 356 - CP (C1020ADH) Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina - Teléfono: +54 11 4371 6226