facebook  facebook  
    home   novedades   colaboradores   contacto
 
 
 
 
 
 
 
 
26/7/1962 . A Jorge Abelardo Ramos por Augusto Cespedes


Sr. Jorge Abelardo Ramos
Buenos Aires

Mi estimado Ramos:

Vine en el avi�n leyendo el libro de Jauretche, divertid�simo, y no solo divertido sino instructivo como una lecci�n de anatom�a. La autopsia in-vivo del doctor Palacios me llen� de satisfacci�n. Encuentro que Jauretche, con quien no puedo compararme como articulista, guarda conmigo un paralelismo en su concepci�n y conducta de la vida pol�tica, tal como he podido entenderlo a trav�s de una autocita que hace de su libro �Los Profetas del Odio� que no conozco y quisiera conocer. Es l�stima que estemos tan apartados y que reci�n ahora conozca a Jauretche, despu�s de haber estado seis a�os exilado en Buenos Aires. Por ese alejamiento y desconocimiento mutuo, es que Jauretche cuando habla, por ejemplo, de los magnates que en Europa reciben �giros� de su �oficina� que es la colonia, menciona como arquetipos a Faruk y Ali khan, y se olvida de Pati�o que es el m�s gordo ejemplar de esa fauna. De Bolivia, durante 40 a�os, le giramos a Pati�o cantidades de d�lares anuales que eran m�s del doble del presupuesto general de la naci�n, o sea de la �oficina�. Y una vez muerto este cocodrilo, cuando nacionalizamos las minas ya vaciadas, tuvimos que seguir girando a sus herederos otros millones de d�lares como �indemnizaci�n�, hasta que se acab� la plata de la oficina. Desde el a�o pasado ya no mandamos m�s giros al �se�or� Pati�o, pero la obligaci�n contin�a pendiente porque los nacionalizadores de la mina no convinieron siquiera el monto indemnizable. As�, quedamos en condici�n de giradores a perpetuidad.
Ya aqu� le� el �Partido Comunista en la Pol�tica Argentina�. Es suculento, y tambi�n instructivo para hacernos saber lo que pas� en Rusia y su reflejo en los ojos bizcos de los izquierdistas nativos que miran hacia la derecha. Muy gracioso es ver que ciertas consignas stalinistas, descartadas por sus mismos autores, sirvan a�n como abono animal en los cerebros de algunos comunistas bolivianos que aun escriben y lanzan programas sobre las �nacionalidades oprimidas� y la �creaci�n de rep�blicas ind�genas�. El libro de Jorge Obando se funda en esa tonter�a.
Todo lo que usted escribe es fuerte, nutritivo y adem�s sabroso, como esos asados b�rbaros que devor� en Buenos Aires los tres d�as que estuve ah�. L�stima que no pudimos charlar sino a la medida de una taza de caf�.
Ortiz me escribe dici�ndome que le env�e a usted 50 ejemplares de �Sangre de Mestizos�. As� lo har�. Ojal� salgan.

Le abraza
AUGUSTO C�SPEDES.

 
 
Instituto Nacional de Revisionismo Histórico Argentino e Iberoamericano Manuel Dorrego
Rodríguez Peña 356 - CP (C1020ADH) Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina - Teléfono: +54 11 4371 6226