facebook  facebook  
    home   novedades   colaboradores   contacto
 
 
 
 
 




 
 


3/5/1952 . CHIANG. INSTRUMENTO IMPERIALISTA por Victor Almagro

Corea es Mercado Insuficiente para la Industria Blica de EE.UU.

EXCLUSIVO

PARIS.- (Especial).- Han trascendido algunas noticias sobre la conferencia militar que se verifica en Singapur entre representantes de Estados Unidos, Francia y Gran Bretaa. Es un debate que afectara el destino de cuatrocientos millones de hombres si los participantes tuvieran suficiente poder para ello. La realidad dispone su propio juego. Estados Unidos ha propuesto en las sigilosas sesiones de Singapur utilizar a Birmania y a Formosa como plataformas de ataque para una accin sincronizada contra la China continental. El teatro de operaciones de Corea ya no es suficiente para alimentar a la industria blica norteamericana. La verdadera escena de la poltica mundial parece tornarse hacia el sur de Asia. Los polticos norteamericanos comprenden que una guerra futura deber estallar en esa regin hirviente del globo y posteriormente extenderse a Europa. Este pensamiento comienza a ganar el espritu de los dirigentes del Pentgono. Dicha proposicin norteamericana encuentra cierta resistencia en Gran Bretaa, dbilmente apoyada por Francia, pero todas las resistencias sern vencidas.
En la conferencia de Singapur a reaparecido el nombre del generalsimo Chiang-Kai-Shek como un instrumento militar necesario para una formidable empresa de desgaste en Asia. Desalojado de China por la revolucin agraria de Mao, reducido a vigilar desde la isla de Formosa lo azares de su destino, Chiang se enfrenta desde hace dos aos con la malaria, el clima infernal y la tuberculosis que diezman sus tropas acantonadas.
Sobre un total de 550.000 hombres, Chiang emplea 120.000 policas para controlar la infiltracin comunista entre sus desmoralizadas tropas. Un tercio de sus 80.000 oficiales no tienen mando efectivo, por falta de soldados y 25.000 hombres han muerto en 24 meses por obra de las malas condiciones sanitarias de la isla.


El opio y la poltica

Tal es el cuadro de Formosa y la situacin actual de Chiang, puo inerte de Estados Unidos en el frente asitico. Chiang cuesta al presupuesto norteamericano 400 millones de dlares por ao y su inactividad, dictada por la poltica actual de la Casa Blanca, irrita a los senadores de Washington que se preguntan frecuentemente: Por qu no emplear los 600.000 hombres de Chiang-Kai-Shek contra China mientras nuestros muchachos caen en Corea?. Esta situacin parece acercarse a un punto crtico.
Fueron los britnicos los que introdujeron el opio en China para crear un mercado para sus productos industriales. Varias dcadas despus los civilizadores pudieron () de la pereza china y del vicio chino. Ahora les toca el turno a los norteamericanos.
Si en Formosa Chiang espera la orden y las armas para atacar a China, en Birmania una banda de aventureros integrada por francotiradores chinos, mercenarios birmanos y agentes especiales norteamericanos, opera en la frontera de China bajo las rdenes del general Li-Mi. Este Li-Mi ha podido transformar su banda en un verdadero ejrcito, por obra y gracia del apoyo norteamericano. Ofreciendo un salario fabuloso en Asia- 50 dlares mensuales- Li-Mi recluta numerosos soldados y lansquenettes de todos los naufragios polticos de Oriente para hostilizar al ejrcito de Mao.

Se anuncia que dos fuertes contingentes de tropas chinas han sido movilizadas en las fronteras del Yunn para hacer frente a los ataques de Li-Mi. Cmo paga este general las armas yanquis? Con opios que sus soldados roban a los campesinos birmanos a titulo de rescate. Este opio, gracias a la complicidad de la polica siamesa, se lanza al mercado de Bangkok y de Shangai al precio de 30 dlares, la libra. Anualmente 100.000 libras de opio son negociados para tan altos fines. Un hermoso asunto para los sabios de las Naciones Unidas! En la conferencia de Singapur se prepara un plan ofensivo contra China, donde figuran los nombres de Chiang-Kai-Shek y de Li-Mi como portadores de la cultura occidental en Asia.


Articulo publicado en el diario Democracia
Edicin del Sbado 3 de Mayo de 1952 (Pg. 1)

 
 
Instituto Nacional de Revisionismo Histórico Argentino e Iberoamericano Manuel Dorrego
Rodríguez Peña 356 - CP (C1020ADH) Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina - Teléfono: +54 11 4371 6226