facebook  facebook  
    home   novedades   colaboradores   contacto
 
 
 
 
 




 
 


7/1/1952 . AMERICA EN LA ENCRUCIJADA por Victor Almagro

Un Editorial de Descartes Ha Tenido Amplia Resonancia en Europa

PARIS - El editorial firmado por Descartes, publicado en DEMOCRACIA el 20 de diciembre, ha suscitado en todos los crculos latinoamericanos de Paris y en los ncleos ms alertas (no son muchos) de la ONU, considerable inters. En ese artculo, cuya difusin y meditacin seria obvio recomendar, se plantea por primera vez en la prensa argentina y latinoamericana un problema de proyecciones histricas que ya discuten con sintomtica pasin, intelectuales, polticos, estadistas y pueblos.
Pars sinti resonar las palabras de Descartes. Para una poca en que la nocin de lo histrico ha sido tan desmonetizada, las ideas contenidas en dicho trabajo devuelven a la palabra su real contenido. Pareciera que la tesis de Descartes hubiera cristalizado en una rotunda frmula de vagas ideas, obscurecidas por tantos aos de propaganda imperialista, que el latinoamericano medio alimentaba confusamente.
La formacin de una Confederacin Sudamericana, que arrancara de un agrupamiento regional de los Estados del Sur, posee tal riqueza de posibilidades econmicas y polticas que no ser posible en una simple nota sino aludirlas.

El arte de lo posible

Bismarck gustaba definir a la poltica como al arte de lo posible. Corresponde al poltico sealar el momento preciso en que la realidad asimila y expresa un sistema de ideas determinado. La unin de los Estados Latinoamericanos arranca del precursor de la independencia continental, don Francisco de Miranda, que haba soado en un inmenso Imperio Colombino, coronado por algn descendiente de los Incas. Su inmediato discpulo Simn Bolvar continu en el teatro de las armas esa concepcin poltica, fracasando en la tarea no slo por la dispersin y el atraso de las provincias de Virreynatos, sino por la accin balcanizadora de las emancipadas colonias. El Congreso de Panam fue pattico testimonio de su aspiracin y fracaso.
Cuando el general San Martn parta hacia Chile para librar sus batallas definitivas, las instrucciones de Pueyrredn estipulaban la necesidad de realizar conversaciones para obtener la fundacin de una Confederacin Sudamericana. Bernardo Monteagudo, secretario de San Martin y consejero poltico de Bolvar, haba escrito un estudio sobre el mismo tema. El coronel Dorrego no ocultaba igualmente su visin de un vasto sistema de Estados latinoamericanos confederados.
Se trataba no slo de hacer frente a todas las alianzas europeas o norteamericanas (escudadas en la Doctrina Monroe o en el mito de las soberanas de bolsillo), sino ante todo de echar las bases de un gran Estado de importancia mundial.

Sudamrica en dispersin

Estas ambiciones de enorme alcance concluyeron en un dramtico derrumbe. La segunda mitad del siglo XIX (ese siglo que, como dice Descartes, fue la poca de la formacin de las nacionalidades) fue testigo de la frustracin de una gran nacin latinoamericana o sudamericana. Surgieron en cambio veinte Estados, revestidos de mayor o menor fuerza y estabilidad, que a duras penas lograron mantener su soberana poltica y su independencia econmica. Algunos de ellos fueron, y en cierta medida continan sindolo, simples protectorados econmicos de las grandes potencias, bajo la cobertura de una ficcin jurdica que los designaba como Estados soberanos. As se vieron envueltos no slo en guerras extracontinentales, arrastrados por sus poderosos protectores, sino que en tiempos de paz estuvieron expuestos a las oscilaciones peridicas de la economa imperialista.
Esta dependencia haba herido el desarrollo econmico propio, convirtiendo a cada Estado latinoamericano en un protector unilateral de materias primas (caf, trigo, carne, caucho, cobre, salitre, bananos, petrleo, estao, algodn), cuya funcin tributaria de las potencias compradoras aniquilaba de antemano todo arresto de autonoma poltica efectiva. En este proceso de dispersin conti...continua



Página 1 de 2

 
 
Instituto Nacional de Revisionismo Histórico Argentino e Iberoamericano Manuel Dorrego
Rodríguez Peña 356 - CP (C1020ADH) Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina - Teléfono: +54 11 4371 6226