facebook  facebook  
    home   novedades   colaboradores   contacto
 
 
 
 
 




 
 


2/1/1952 . UN AMERICANO EN PARIS por Victor Almagro

El General Eisenhower Puso Nueva Letra a la Rapsodia en Azul

EXCLUSIVO:
PARIS, (Especial).- Esta ciudad esta inundada de norteamericanos. El Plan Marshall no solo trajo dlares para un rearme cada vez ms vacilante, sino ciudadanos de Estados Unidos de paladear el aire de la cultura europea que se respira en Montmartre, sobre todo de noche. Entre los ciudadanos norteamericanos ms importantes se encuentra el General Eisenhower, comandante en jefe del Ejrcito europeo. Junto a l trabaja un impresionante Estado Mayor, compuesto de oficiales de todas las naciones del Pacto Atlntico. Lo que no aparece por ninguna parte es el Ejercito Europeo.

Generales sin tropas

Estados Unidos suspendi el proceso de reconversin de su industria militar a la produccin civil muy poco tiempo despus del llamado armisticio de 1945.
En 1947 haba en ese pas 2.000.000 de desocupados y en 1948 llegaban a 4.000.000. Esas cifras diseaban una nueva crisis econmica mucho mayor y de peores consecuencias que la de 1929. El imperialismo norteamericano haba surgido con un redoblado poder de la ltima guerra, pero una paz prolongada podra conducirlo a un desastre financiero del que Wall Street no quera or hablar. La produccin de armamentos, por el contrario, poda garantizar dentro de cierto plazo, un nuevo auge de prosperidad y astronmicas ganancias para las corporaciones. Aunque era evidente que el nico mercado que consume las armas es la guerra, el problema no pareci detener el impulso imperialista.
El incidente de Corea ofreci un excelente pretexto para declarar que las fronteras de Estados Unidos no solo estaban en el Rhin, como en las dos guerras anteriores, o en la Europa Occidental ntegra, como en la presente guerra fra, sino que tambin encontraba sus lmites estratgicos en el paralelo 38. La masa de acciones de los intereses industriales en la Bolsa de Nueva York sufri un boom sin precedentes con la noticia del conflicto en Extremo Oriente.
La economa norteamericana comenz a funcionar nuevamente. La guerra coreana alimentaba la mquina. Pero el mercado coreano de armamento era muy limitado, los pases de Europa Oriental estaban cerrados a la produccin yanqui y los de Europa Occidental eran deudores. El Ejrcito europeo apareci como una formula de salvacin.

Un americano en Pars

George Gershwin compuso su pieza celebre Rapsodia en Azul extrayendo su tema de los paseos por Paris. Era un yanqui solo y melanclico deslizndose entre el frenes de las luces. Corran los aos del 20 al 30 y la ciudad pareca renacida, ansiosa de alejarse de 1918.
Otro americano se encuentra hoy viviendo en los encantadores suburbios de Paris y su presencia evoca no solo la pasada catstrofe, sino, ante todo, la prxima.
La situacin de Francia en el proyectado rearme europeo es crtica. La inyeccin fundamental que se aplicaba a su economa provena de sus importantes posesiones coloniales en frica (Madagascar, Congo, Martinico, etc.), o en el sur asitico (Indochina) o en Medio Oriente. El imperio francs no era una frase de circunstancias sino una poderosa fuente de recursos. Indochina era para Francia lo que la India para Gran Bretaa.
La guerra civil que actualmente se desarrolla en esa nacin asitica, cuesta a Francia 1.000 millones de francos diarios y a pesar del apoyo norteamericano no tiene perspectivas de una rpida conclusin. La espiral inflacionista en la metrpoli no agota su curso, ni mucho menos. En estas condiciones, una poltica de rearme, como la exigida por Truman y Eisenhower, conducir a Francia a una situacin cuya salida terica -la guerra- arrastrara consigo inevitables explosiones revolucionarias.
La posicin de Gran Bretaa no es mucho mejor. La prdida de sus importantes intereses en Amrica Latina, durante la sangra de la segunda guerra mundial, la independencia poltica de la India, la creciente autonoma canadiense y australiana, lo mismo que la poltica nacionalista de frica del Sur, no ofrecen mas que un aspecto del cua...continua



Página 1 de 2

 
 
Instituto Nacional de Revisionismo Histórico Argentino e Iberoamericano Manuel Dorrego
Rodríguez Peña 356 - CP (C1020ADH) Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina - Teléfono: +54 11 4371 6226